jueves, 25 de enero de 2018

Modo cría 2018

Dos parejas dos (y no hay dos sin tres, pero los A.canus no hay forma de que el machete fecunde los huevos... paciencia): una de A.fischeri y otra de A. nigrigenis, ambas cuidadosamente seleccionadas por su genética entre los 27 ejemplares que tengo y con el objetivo de conseguir unos cruces muy necesarios para mantener la colección por muchos años mas... (único programa de conservación que me interesa ya, dejarle en herencia una buena colección de aves, especialmente A.nigrigenis, a quien me suceda..)...

Y tras un año y pico sin anillar, creo que ya me toca:


domingo, 15 de octubre de 2017

VIII Concurso Internacional de Agapornis A.E.C.A. Montefrio 2017

En ésta entrada voy a escribir un poco, ya que la ocasión lo merece; primero para agradecer a muchísima gente su esfuerzo y trabajo en no solo mantener sino en hacer crecer un encuentro anual que ya es referencia mundial de la afición a la tenencia y cría de Agapornis; y lo segundo, porque mas que lo que atestiguan estas fotos y vídeo sobre el montaje previo al evento -la infraestructura material, animal y humana que mueve este gran concurso- el motivo principal de mi presencia en él son las personas que año tras año nos vemos y disfrutamos mutuamente de innumerables charlas y vivencias (aunque haya faltado en dos ocasiones, no pierdo el contacto) y este año he estado mas a gusto que ningún otro, disfrutando de verdad del mismo...


Pero ello tiene una doble lectura, lo he hecho porque no voy a concursar (hoy por hoy) nunca mas con mis Agapornis en un Concurso y, principalmente, porque he vuelto a ayudar aportando lo que mejor se me da, la exposición de aves ancestrales en peligro de extinción (A.nigrigenis y A.lilianae) pero sin cargos ni mas obligaciones de las que he querido, a las que me he ofrecido y en las que he podido colaborar por que me han dado esa confianza.


Pero todo tiene una cara B, ya que aunque contento regreso a casa preocupado, porque el evento ha dejado ver lo mismo que viví en los cinco primeros, lo que pasa en todas y cada una de las asociaciones y grupos humanos del mundo, unos pocos trabajan para que muchos disfruten. De ahí que un concurso de estas características y una asociación como AECA (de la que tengo el orgullo de ser fundador), se merece ya una gestión mas profesional y una utilización eficiente de sus recursos, y por tanto desde hace tiempo me encuentro a disposición de la gente que sustenta la misma para ayudar en cuanto esté en mi mano y para hacer que las personas "quemadas" por la inactividad y falta de implicación de las personas que solo exigen derechos por el módico precio de una cuota anual, puedan refrescarse y permitan que AECA no se estanque, que siga creciendo como se merece, llegando al siguiente escalón en una escalera que no tiene por que terminar nunca y mucho menos ser derribada.





En este vídeo se puede ver el "ambiente" en el que han estado alojadas aves provenientes de mi aviario y que desde ya tienen un nuevo hogar en las Islas Canarias: 


---
Recogiendo... hasta el año que viene...